top of page

¿Existe un examen de sangre para detectar infecciones sexuales?


examen de sangre para detectar infecciones sexuales

Al iniciar una relación sexoafectiva, o decidir dejar de usar condón, es muy importante realizarse diagnósticos para infecciones de transmisión sexual. Conoce la información más relevante sobre los exámenes de sangre que te ayudarán a tener más información sobre tu salud sexual.
 

¿Qué es un examen de sangre para detectar infecciones sexuales?

Aunque muchas personas asocian las pruebas de infecciones sexuales con muestras de orina o hisopos, en realidad, existen ciertas infecciones que pueden ser detectadas a través de un simple análisis de sangre. Un examen de sangre para detectar infecciones sexuales es una herramienta importante que puede ayudarte a cuidar de tu salud sexual. Este tipo de análisis, también conocido como prueba de laboratorio de sangre para infecciones de transmisión sexual (ITS), es una forma efectiva de identificar la presencia de ciertas infecciones que se transmiten a través de las relaciones sexuales en las que haya contacto con genitales o secreciones.


¿Qué es lo que se busca en este tipo de examen? Básicamente, se analiza una muestra de tu sangre en busca de anticuerpos (las moléculas que detectan la presencia de bacterias, virus u otros microorganismos extraños) u otras proteínas específicas que tu cuerpo produce en respuesta a la infección. Algunas de las infecciones sexuales que suelen detectarse a través de un examen de sangre son la sífilis, el VIH, la hepatitis B y C, entre otras.


¿Cómo se realiza este examen? Es un procedimiento sencillo y rápido. El personal de salud tomará una muestra de tu sangre, generalmente de una vena en tu brazo, y luego la enviará al laboratorio para su análisis. En pocos días podrás obtener los resultados y así saber si eres portador de alguna de estas enfermedades.


Recuerda que es importante realizarte este tipo de exámenes de forma regular, especialmente si has tenido relaciones sexuales sin protección o si tienes múltiples parejas sexuales. Detectar a tiempo una infección sexual te permitirá recibir el tratamiento adecuado, prevenir posibles complicaciones en tu salud y evitar el contagio a otras personas.


¿Cuándo se debe realizar un examen de sangre para detectar infecciones sexuales?
  • Sospecha de infección: 

  • Si has tenido relaciones sexuales genitales u orales sin protección 

  • Si presentas síntomas que te hagan sospechar de una ITS como picazón, dolor al orinar o flujo inusual

  • Si tuviste un encuentro sexual con alguien que te notifica que tiene una ITS

  • Prevención: 

  • Los profesionales de la salud recomiendan realizarse pruebas de detección de infecciones sexuales de forma rutinaria dependiendo de la actividad en tu vida sexual. Al menos una vez al año es una buena recomendación si tienes múltiples parejas o si has tenido una ITS previamente.

  • Si has decidido dejar de usar un método de barrera (ej: condón), ya sea porque deseas embarazarte o porque has decidido usar otro tipo de método anticonceptivo (ej: pastillas o implante hormonal)

  • Si tienes múltiples parejas sexuales


Ten en cuenta que las infecciones sexuales no sólo se transmiten en encuentros casuales o relaciones de corta duración. Hay personas que son portadoras de bacterias, virus u hongos de transmisión sexual que no presentan síntomas durante mucho tiempo, ¡incluso años!, por lo cual al iniciar una nueva relación desconocen que pueden contagiar a su nueva pareja. 


¿Cómo se lleva a cabo un examen de sangre para detectar infecciones sexuales?

como detectar infecciones sexuales

1. Consulta médica: Lo primero que debes hacer es acudir con un profesional de la salud quien evaluará tu situación y te indicará cuál es el examen más indicado para tí. 


2. Prescripción del examen: Si el o la profesional considera que es necesario realizar el examen, te dará una orden para que te realices la prueba en un laboratorio. Con una orden de estudios no hay margen de error, te indicará cómo debes presentarte al examen, si debes tener ayuno o no, y evitarás pérdida de tiempo y dinero.


3. Extracción de sangre: Una vez tengas la orden, deberás acudir al laboratorio para que te extraigan una pequeña muestra de sangre. Este proceso es rápido y seguro.


4. Resultados: Una vez que se analice la muestra de sangre, recibirás los resultados en un plazo determinado. Si hay presencia de alguna infección sexual, el o la profesional te brindará la orientación necesaria para seguir el tratamiento adecuado.


 

Recuerda que es fundamental mantener una comunicación abierta con tu médicx y seguir sus recomendaciones para cuidar tu salud sexual. ¡Tu bienestar es lo más importante!
 

Referencias bibliográficas

Comments


bottom of page