top of page

¿Qué es el duelo gestacional y perinatal? ¡Descubre cómo sanar tus heridas invisibles!


Duelo gestacional y perinatal

¿Cómo se supera la pérdida de un hijo o hija? ¿Cómo se elabora un duelo cuando incluso no hay fotografías, nombres, presentación a los círculos sociales de la vida que se acaba de perder? ¿Cómo debe sentirse la persona gestante que ha deseado tener un hijo o hija desde que supo que estaba embarazada? No hay respuestas para estas preguntas, la muerte del hijo o la hija en estas etapas en la mayoría de los casos no es públicamente compartida ni reconocida, no es socialmente expresada y lo peor es que no es clínicamente atendida.
 

¿Necesitas ayuda? Estamos aquí para ti. Encuentra ayuda psicológica en línea:



 

“La pérdida es un proceso, para mí todo inició con dejar de sentir el movimiento, después de la sospecha, el médico te confirma lo que tú ya sabes por estar conectada a esa vida que tanto anhelaste, luego viene lo peor: la culpa, el remordimiento, el odio hacia la negligencia médica, hacia los servicios de salud que no te brindaron un acompañamiento adecuado, hacia ti misma… No puedo evitar recordar ese día, después, me pasaron a una sala con mujeres que sí habían tenido a su bebé, me sentí destruida, mutilada y muy poco comprendida.” María (47 años).


Al igual que María, en México durante el 2021 se registraron 23 000 muertes fetales, 83.5 por ciento de las muertes fetales ocurrió antes del parto. De acuerdo al INEGI, las afectaciones al feto por factores genéticos (anomalías cromosómicas en el primer trimestre) y por complicaciones tanto del embarazo, como durante el parto son las principales causas. Le siguieron otros trastornos originados en el periodo perinatal con 27.1 por ciento. Otra estadística importante es que entre los abortos, que corresponden a los casos en etapa gestacional, el aborto espontáneo es el más común entre las muertes fetales, con 7 187 casos (87.2 %), siguiéndole el aborto terapéutico con 615 casos (7.46%).

La pérdida de un embarazo deseado es entonces una realidad en las personas mexicanas, una realidad que debe ser atendida mediante cuidados físicos, pero también psicológicos, pues a partir de la pérdida, la mujer se enfrenta a una de las causas de malestar más común en los seres humanos: el duelo.


Se conoce como duelo al proceso de elaboración y aceptación de la pérdida, en este caso específico de la pérdida de un embarazo. Existen entonces dos tipos de duelo en cuanto a pérdida de un hijo o hija, estos son: cuando hay una pérdida durante el proceso de gestación o duelo gestacional y el que se produce por la pérdida durante el parto o duelo perinatal. De esta forma, la tarea de la persona gestante inicia en al momento de comprender que la pérdida no es su culpa, que hay mucho factores influyen en la muerte de un bebé y que su dolor es real y valido, a todo este proceso se le conoce como: elaborar el duelo, este proceso es delicado, requiere de atención psicológica y médica, puesto que es durante esta faceta que se pueden desarrollar padecimientos mentales originados por los pensamientos irreales o distorsionados a raíz de la pérdida.


Cómo superar el duelo emocional

Es muy frecuente que se le pida a la persona que vive el duelo que llegue al punto de aceptar la pérdida, incluso muchos centros médicos no cuentan con personal capacitado para entender los procesos de duelo en las personas. Ante esto, hay una multiplicidad de factores que pueden hacer de este duelo no se elabore de forma adecuada y se vuelve patológico o complejo, para entender cómo es este duelo complicado se puede recurrir al Manual Diagnóstico de Enfermedades Mentales que afirma que puede manifestarse por la presencia del malestar ante la pérdida por más de 12 meses que se supo de esta, los síntomas son los siguientes:


  • Anhelo/añoranza persistente ante la idea del hijo o la hija.

  • Pena y malestar emocional intensos en respuesta a la muerte.

  • Preocupación en relación con hijo o hija.

  • Preocupación acerca de las circunstancias de la muerte.

  • Evitación excesiva de los recuerdos de la pérdida (ropa del bebé o el cuarto que se había hecho para el o la hija),

  • Por el contrario, también se puede observar una obsesión con las cosas que generan recuerdos en ella.


¿Cómo aceptar la pérdida?

Aunado a esto, hay también una importante dificultad para aceptar la muerte, se puede experimentar incredulidad o anestesia emocional en relación con la pérdida, también se puede expresar amargura o rabia en relación con la pérdida. Y es muy usual que la persona gestante haga autoevaluaciones negativas y poco realistas sobre ella por ser responsable del cuidado del feto durante el embarazo. Es importante estar alerta de las alteraciones sociales o de la identidad que la madre pueda llegar a tener, algunos ejemplos de esto son:

1. Deseos de morir para poder estar con el fallecido.

2. Dificultades para confiar en otras personas desde el fallecimiento.

3. Sentimientos de soledad o desapego de otros individuos desde la muerte.

4. Sentir que la vida no tiene sentido o está vacía sin el fallecido, o creer que uno no puede.

5. Funcionar sin el fallecido.

6. Confusión acerca del papel de uno en la vida, o una disminución del sentimiento de identidad propia (p. ej., sentir que una parte de uno mismo murió con el fallecido).

7. Dificultad o reticencia a mantener intereses (p. ej., amistades, actividades) o hacer planes de futuro desde la pérdida.


“Me hice yo misma la prueba de embarazo y…qué grata sorpresa al ver la línea roja aparecer. Esta fue mi primera foto de mi bebé. ¡Y la tomé yo! Lo perdí dos meses después. No pude creer cuánto se podía amar, extrañar y llorar a alguien desconocido”. Ana (33 años).


 Malestar psicológico

Ante esto, la aparición de síntomas relacionados con el malestar psicológico de la madre puede ser algo que debe de trabajarse mediante sesiones psicoterapéuticas o un acompañamiento profesional, donde los objetivos serán:orientar a racionalizar sus pensamientos de culpa, a traerla al aquí y al ahora e incluso ayudarla a realizar ejercicios para elaborar un duelo de forma sana. Se busca que este espacio sea un lugar neutral, que esté libre de prejuicios de género y sobre la salud materna, pero ante todo que respete y valide las emociones de la madre con respecto a la pérdida.


¿Cuáles son las funciones de un profesional Zana?

En Zana, se trabaja día a día con especialistas clínicos capacitados y capacitadas para brindar un servicio de salud objetivo y basado en la evidencia científica. Podrás encontrar servicios como “Mamá Zana” y “Sexualidad Zana” para dar atención a tus dudas médicas luego de pasar por una pérdida gestacional o perinatal contamos con un área de psicología con servicios como “Catarsis Zana” y “Mente Zana” donde se te orientará con estrategias breves para sobrellevar el duelo, así como también se te hablará de las distintas oportunidades de tratamiento psicológico para elaborar un duelo de forma Zana.


Es importante que recuerdes que el duelo no es una tarea que debas resolver sola, son esos momentos de la vida donde pedir ayuda se vuelve necesario y recordamos que contamos con redes de apoyo o que tenemos la capacidad para buscarlas, lo que puede hacer la diferencia.

¡Busca ayuda!


“Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”

(Julio Cortázar).


Preguntas frecuentes sobre duelo gestacional y perinatal


¿Cómo puedo manejar la culpa que siento después de una pérdida gestacional?

Es normal experimentar sentimientos de culpa tras una pérdida gestacional. Reconoce que no tienes la culpa y busca apoyo emocional para procesar estos sentimientos. Hablar con un terapeuta especializado en duelo gestacional puede ser de gran ayuda.


¿Cuáles son algunas formas de apoyo práctico para quienes atraviesan una pérdida perinatal?

Ofrece tu presencia y compasión, evitando frases cliché. Puedes también proporcionar ayuda práctica, como preparar comidas o encargarte de tareas diarias. Anima a la persona afectada a buscar grupos de apoyo especializados.


¿Cómo puedo hablar de mi pérdida gestacional con amigos y familiares que no comprenden completamente mi dolor?

Comunica tus necesidades de manera honesta y directa, explicando cómo te sientes. Proporciona recursos educativos sobre el duelo gestacional para ayudar a tus seres queridos a comprender mejor tu experiencia. La comunicación abierta es clave para construir un apoyo significativo.


 

¿Necesitas ayuda? Estamos aquí para ti. Solicita ayuda psicológica:



 

Fuentes:

Asociación Estadounidense de Psiquiatría (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) (Quinta edición). Madrid: Editorial Médica Panamericana. ISBN 978-8-4983-5810-0.

Bianco, G (2014) Acompañamiento en el duelo Prenatal y Perinatal. VIII Jornada de Salud Perinatal. Santiago.


INEGI (2022) Defunciones Fetales Registradas en México durante el 2021. COMUNICADO DE PRENSA NÚM. 486/22. PÁGINA 1/15 COMUNICACIÓN SOCIAL.

López, A. (2011) Duelo perinatal: Un secreto dentro de un misterio. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiquiatría, 31 (109). Pp. 53-70.


Mota, C., Calleja, M., Aldana, E., Gómez, M. & Sánchez, M. (2010) Escala de duelo perinatal: validación en mujeres mexicanas con pérdida gestacional. Revista Latinoamericana de Psicología, 43 (3). Pp. 419-428. ISSN 0120-0534.


Quesada, C. (2020) El duelo gestacional y perinatal; y su abordaje desde el trabajo social sanitario. Propuesta de intervención en el ámbito hospitalario de Cataluña. Trabajo Final de Grado en Trabajo Social por la Universitat Ramón Llull.


bottom of page