top of page

Lo que siento, lo que pienso, lo que hago: Ansiedad desaparece



Para encontrar una estabilidad de lo que sentimos hoy, es necesario liberarnos de lo que ya no funciona.

Pensar que no hay solución a un problema o situación, pero sentir que hay una respuesta a lo que está sucediendo, es algo en lo que podemos confiar en los momentos de ansiedad.

 

¿Necesitas ayuda? Estamos aquí para ti. Utiliza este botón para conectar con psicólogos en línea:




 

¿Qué es la ansiedad?

La palabra ansiedad proviene del latín anxietas/atis y hace referencia a un sentimiento de inquietud, agitación y/o nervios. La ansiedad hay que entenderla como una respuesta anticipada a una amenaza futura. La ansiedad se diferencia del miedo, pues el miedo sucede en el momento cuando algo realmente está pasando, en cambio en la ansiedad, el individuo se anticipa a eventos que aún no pasan.


¿Cuáles son los principales síntomas de la ansiedad?

En ocasiones se puede pensar que la ansiedad forma parte de tu personalidad, pero en la ansiedad hay síntomas muy particulares como:


  • Nerviosismo

  • Sudoración

  • Tensión muscular

  • Mareo

  • Poca tolerancia o paciencia

  • Preocupación excesiva por el futuro

  • Temor

  • Irritabilidad


¿Cómo identifico que tengo ansiedad?

Hay que estar alerta en que si algunos de estos síntomas se desencadenan por un objeto o situación específica y está condiciona nuestras actividades diarias, entonces hay que considerar que algo importante está sucediendo, todo esto dependerá en cómo has vivido lo que sientes, en relación a lo social, familiar, lo económico, lo laboral, momentos escolares, cambios biológicos, etc.

El Manual Diagnóstico Estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) nos indica qué criterios debemos considerar para el trastorno de ansiedad, en el caso de niños la presencia de un síntoma y en adultos la presencia de mínimo tres síntomas, con una duración de más de 6 meses. Esto nos puede dar un indicador para saber si hay presencia de un trastorno de ansiedad, pero siempre damos la recomendación de consultar a un profesional para una valoración.


¿Cuáles son las red flags de la ansiedad?

Hay red flags o síntomas de alerta que son muy importantes y no deben pasar desapercibidas, estas pueden ser:

  • Preocupación excesiva

  • Dificultad de concentración

  • Inquietud o impaciencia

  • Fatiga

  • Alteración en el sueño

  • Irritabilidad


Cada persona debe aprender a identificar estos síntomas y sentir ¿cuándo? y ¿dónde? se producen si es un lugar, una persona, o un sonido, etc. Es importante jamás ignorar los síntomas.


¿Cuándo debo pedir ayuda?

Para pedir ayuda en cualquier problema o situación conflictiva, hay que reconocer que algo se salió de control y ya no sabemos qué podemos hacer al respecto.


Para reconocer que necesitamos ayuda, es importante hacer una lista de lo que consideramos qué es la causa, darnos la oportunidad de tomarlo con seriedad y hacernos la siguiente pregunta: ¿Hacia dónde nos está llevando, ignorar los sucesos que nos ocasiona la ansiedad y qué pasará cuando está situación empeore? Si la respuesta no es nada positiva, es el momento de pedir ayuda.


También hay que ir explorando las herramientas personales, si están fallando de manera desfavorable, el siguiente paso sería reconocer que hace falta algo más y que se necesita la perspectiva de un experto en psicología y es ahí donde entramos como apoyo. Una sesión, ya sea online o presencial, puede dar un panorama general de lo que se puede hacer, pero apenas es un inicio, ya que se debe trabajar duro en diferentes sesiones. Después de reconocer lo que falló, el siguiente paso es dar confianza al profesional, en que lo que se está haciendo va encaminado al bienestar y así, comenzar a generar un compromiso enorme para realizar cambios.


¿Cuántas sesiones se recomiendan de manera normal para ayudarme con la ansiedad?

Cada persona es diferente y poner el número de sesiones es limitar la mejora de cada paciente, pero pueden ser más, en promedio son entre 7 y 20 sesiones.


¿Hay algo que pueda hacer por mi cuenta?

Por supuesto que sí, podemos hacer algunas actividades para crear calma cuando la ansiedad nos invade, algunos ejemplos de actividades son:


  • Meditación

  • Ejercicio físico

  • Caminatas en la naturaleza

  • Ir a un parque


La importancia de estas actividades es que poco a poco te alejes de lo que puede hacer que te esté causando ansiedad. Aunque hay que considerar que estas técnicas pueden no ser suficientes por sí solas, se requiere encontrar el problema de fondo y abordarlo para que la solución sea a largo plazo.


Por último, al haber varios enfoques psicológicos y muchas maneras de llevar a cabo las sesiones, podemos encontrar que en una consulta online de psicología se crea una seguridad para poder expresarse verbalmente y con libertad. Donde al final es importante que la persona se interese en su mejora pero también que él o la profesional de la salud mental sea confiable, amable, empático, con mucho humanismo y con gran interés de ayuda a la persona, todas estas características las tenemos en Zana, estamos comprometidos con el bienestar de nuestros pacientes.


Si tú o algún familiar tuyo se identifica con estos síntomas no dudes en contactar a un experto en Zana, tenemos las herramientas para encontrar tu bienestar.


 

¿Necesitas ayuda? Estamos aquí para ti. Utiliza este botón para solicitar terapia psicológica:




 

Referencias bibliográficas:
  • Aduriz, F. (2018) Ansiedad que no cesa. Xoroi Ediciones.

  • Rojo, J. (2017) Comprender la ansiedad, las fobias y el estrés. Ediciones Pirámide.

  • Prados, J.(2008) Ansiedad generalizada. Editorial Síntesis.

  • Asociación Estadounidense de Psiquiatría (2014) Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-V. Quinta Edición. Editorial Médica Panamericana.


Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page